Testimonios

Retroalimentación

Os invitamos a leer les testimonios de las familias de acogimiento que forman parte de la asociación y también a conocer la experiencia de los estudiantes extranjeros que han formado parte de este proyecto desde la creación de la asociación.

Formo parte de las familias que recibimos estudiantes de la asociación Afar17 desde 2016. Desde entonces he recibido dos estudiantes. Decidí implicarme en esta asociación para compartir mi cultura, mis valores y aprender de otros. ¡Esto me ha permitido enriquecerme verdaderamente sobre diferentes temas y también llevar a los estudiantes a descubrir Francia! Pasamos mucho tiempo hablando con ellos y organizando salidas para mostrarles el lugar
Dido
Familia de acogida
Soy familia de acogimiento de Afar17 desde 2011 y he recibido muchos estudiantes. Este compromiso me gusta porque propiciamos el intercambio internacional entre ellos y nuestro bello país para permitir a los estudiantes descubrir la universidad francesa. De igual manera, aprendo mucho de otros y es verdad, he mejorado mi inglés. Pero al ser un intercambio yo les enseño cómo utilizar el francés. Encuentro muy interesante el compartir mi día a día con la juventud. En mi casa podemos cocinar o pasear en la playa, al cine… Los estudiantes son muy libres en su organización y yo estoy presente para acompañarlos. Después de su partida, nosotros guardamos contacto con ellos gracias a la red social Facebook.
Michèle
Integrante de una familia de acogida
La primera vez que recibí un estudiante fue hace siete años. Desde entonces me comprometí a recibir un estudiante cada año. Al tener un hijo de la edad de los estudiantes que recibo, hago lo mismo por ellos que lo que haría por mi hijo, para ayudarlos a ser autónomos en la ciudad. Me adapto a la personalidad de cada uno y les guío mucho al comienzo. Son intercambios son muy enriquecedores: los llevo a conocer la ciudad y más allá de eso, Francia y nuestra cultura, nuestra historia y la relación con la suya. Gracias al contacto y la convivencia poco a poco, conozco su manera de vivir y sur puntos de vista sobre el mundo, a veces distintos a los míos. Yo misma soy curiosa por todo y me apasiona lo que aún no conozco. Vivo sola y me adapto facilmente. Así que estoy disponible para ayudarles. Siempre he tenido encuentros interesantes. Tengo el placer de mantener contacto con ellos después de su estancia en la casa. Algunos han venido en vacaciones a mi casa, otros planean hacerlo. Todos saben que siempre serán bienvenidos incluso varios años más tarde
Nicole
Integrante de una familia de acogida
Fue parte del programa en mi universidad. También pensé que podría ayudarme estar con una familia estando tan lejos de mi hogar. Aprendí tanto de esta experiencia : la cultura francesa como un todo y cómo vive la gente francesa día a día. También aprendí mucho más francés y aumente mi conocimiento en la lengua. De igual manera aprendí cómo vivir en un país extranjero por mi cuenta. ¡Esto fue tan maravilloso! Sólo viví con mi máma de acogida y ella es maravillosa, tan dulce, acogedora y reconfortante. Ella me ayudó tanto en mi transición al extranjero.
22528042_1494351320630754_6481099204998231407_n
Elle
Estudiante estadounidense
¡Hola! Estoy en verdad contenta de escribirles. Estudié en La Rochelle durante algunos meses en el otoño de 2013. Fueron los cuatro meses más memorables de mi vida. La escuela donde estudiamos en verdad era buena y estábamos rodeados de otros estudiantes extranjeros. “Mi mamá de adopción/acogida” fue muy generosa, gentil y acogedora. Ella me llevo de viaje a lugares cercanos a La Rochelle y me enseñó mucho sobre Francia. La Rochelle era una ciudad muy bonita y muy distinta de la ciudad turística de París. Hablo todo el tiempo de mis aventuras en Francia, incluso cuatro años después.
Ashleigh B.
Antiguo estudiante
Quería aprender la manera de ser de los franceses, también quería conocer nuevas personas. Si alguien te pregunta si quieres o no vivir con un familia francesa, yo lo recomiendo definitivamente. Aprendí a respetar y a vivir con otras personas. Aprendí a sentarme y a comer. prendía a compartir con otras personas que viven completamente diferente a mí. Aprendí la diferencia entre un buen y un mal vino, buena y mala carne, buen queso y queso fuerte, porque todo el queso está bueno. Aprendí que la vida está llena de momentos preciados. Finalmente, aprendí que el mayor honor en el mundo es de ser la persona que uno es. Tanto tiempo como Didier et Odile estén involucrados en la asociación, los recomiendo.
23844731_1762085110468188_8014103770834713337_n
Royce
Estudiante estadounidense
Quería adentrarme en verdad en la cultura francesa y esta parecía la mejor opción. Mejoré mucho mi comunicación verbal en francés y aprendí que la cultura francesa y la vida en Francia es muy diferente a América (EU). Ellos fueron muy acogedores y me hicieron sentir en casa. La comida estuvo deliciosa y me encantaron las conversaciones que tuve con ellos cada noche. Es un programa redondo que brinda familias francesas, cultura y educación a los estudiantes internacionales.
Capture d’écran 2018-02-25 à 17.36.06
Marley
Estudiante estadounidense
Me volví más fluida en la lengua francesa. Aprendí que las clases en en Francia son más largas. Muy buena su cocina es como una profesional. Recomiendo totalmente este programa a mis amigos.
13882131_1781233195423414_7254093745660721928_n
Abigail
Estudiante estadounidense

Quería aprender francés con los hablantes nativos. Aprendí francés más allá de lo que lo hubiera hecho en un dormitorio internacional. Fueron tan amables y cuidaron que aprendiera la lengua francesa a la vez que disfrutaba mi estancia en Francia.

Quería conocer la gente local y aprender francés fuera de clases. Me volví mucho mejor en francés y mucho más independiente también. Mi familia de acogida fue muy linda y acogedora. Y me sentí muy cómoda con ellos.

Fuí a la Universidad de Charleston para hacer mi primer ciclo y la universidad tenía un programa en asociación con la Universidad de La Rochelle. Ellos envían un grupo de estudiantes a La Rochelle cada año. Eso me permitió transferir todos mis créditos válidos de Francia a Charleston, pero también de validar un equivalente en Francia. Tuve un lindo grupo de amigos, que no eran todos franceses sino también alemanes, noruegos, marroquíes y venezolanos, por mencionar algunos. La Rochelle fue la ciudad perfecta para nosotros, lo que nos permitió adentrarnos perfectamente en la cultura francesa. En verdad aprecié que los profesores no nos hablaran en inglés, porque eso nos obligó a hablar francés constantemente. Nos forzamos a encontrar la manera de hacer comprensibles nuestras ideas incluso si nos faltaba vocabulario. Me aloje con Nicole Chevalier y no podía esperar mejor huésped. Nicole y yo tuvimos una muy buena relación. Ella tenía mucha noción en inglés pero eso no nos impedía de hablar en francés. Ella me ayudaba solamente cuando tenía problemas con ciertas expresiones. Tengo gratos recuerdos de mi estancia con Nicole y la recomiendo ampliamente a todas las personas que formen parte de este programa en La Rochelle. Actualmente estoy por terminar mi master en contabilidad en la Wake Forest University y después voy a partir a Boston para comenzar a trabajar. Mi empresa es internacional y tiene su oficina central en Londres. Así que espero poder ir a Londres y también a París para adquirir una experiencia profesional en el extranjero durante algunos años.